Marcas

¿Inconstitucionalidad de la modificación a la NOM-051?

La Norma Oficial Mexicana NOM-051 parece violentar el principio de jerarquía normativa dado que restringe derechos humanos contenidos en nuestra propia Constitución.

¿Inconstitucionalidad de la modificación a la NOM-051?

Por Maria Fernanda Guzmán Tapia, Aguilar & Villagrán, S.C.

La modificación a la Norma Oficial Mexicana NOM-051-SCFI/SSA1-2010, “Especificaciones generales de etiquetado para alimentos y bebidas no alcohólicas preenvasados-Información comercial y sanitaria”, publicada el 5 de abril de 2010 (NOM-051), publicada en el Diario Oficial de la Federación el pasado 27 de marzo, estableció la prohibición de incluir en la etiqueta de dichos productos, personajes infantiles, animaciones, dibujos animados, celebridades, deportistas o mascotas, así como elementos interactivos dirigidos a los niños que inciten, promuevan o fomenten el consumo de productos con nutrimentos críticos (azúcares libres, grasas saturadas, grasas trans y sodio) o con edulcorantes.

Sabemos que las marcas representan uno de los activos más importantes de las empresas y que como consecuencia de las modificaciones a la NOM-051 se verán impedidas para seguir utilizando aquellas que contengan alguno de los elementos arriba señalados, es decir, verán vulnerado, o al menos limitado, el derecho al uso exclusivo que les confiere la Constitución, tratados Internacionales en materia de propiedad intelectual y la Ley de la Propiedad Industrial como titulares marcas registradas. Las celebridades y los deportistas también verán afectado el derecho de explotar su imagen, así como los titulares de Reservas de Derecho al Uso Exclusivo de Personajes Humanos de Caracterización, Ficticios o Simbólicos, al menos para ser utilizadas en las etiquetas de alimentos y bebidas no alcohólicas preenvasados.

Es importante señalar que instrumentos internacionales como el T-MEC1 (que entrará en vigor el próximo 1°. de julio) y el ADPIC2, establecen que las partes podrán formular o modificar sus leyes y regulaciones (como es la NOM-051) para proteger la salud pública y la nutrición de la población, aplicando las medidas que consideren apropiadas, siempre que éstas sean compatibles y respeten los derechos de los titulares de algún derecho de propiedad intelectual y que no se conviertan en obstáculos al comercio legítimo, lo que pareciera no cumplir la NOM- 051, toda vez que clara y expresamente impide el uso de las marcas con las características ya señaladas.

En este sentido, aunque la última palabra la tendrán los tribunales del país y posiblemente la Suprema Corte de Justicia de la Nación, la NOM-051 parece violentar el principio de jerarquía normativa dado que restringe derechos humanos contenidos en nuestra propia Constitución, en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, en el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales; y porque limita los derechos contenidos en la Ley de la Propiedad Industrial y en la Ley Federal del Derecho de Autor, que son de carácter federal, en contravención al artículo 133 constitucional, pues las Normas Oficiales Mexicanas son regulaciones técnicas expedidas por las dependencias de la administración pública de conformidad con la Ley Federal Sobre Metrología y Normalización, así como con todas las leyes que formen el ordenamiento jurídico nacional, cuestión que la NOM-051 evidentemente no cumple.

Maria Fernanda Guzmán Tapia es abogada por la UNAM, Especialista en Propiedad Intelectual. Miembro de la Asociación Mexicana para la Protección de la Propiedad Intelectual, A.C.

1 Artículo 20.3, numerales 1 y 2

2 Artículo 8, numerales 1 y 2

Marcasur Magazine
Marcasur Magazine - Edición Nº 76
Último Video
Ver todosVer todos