Miércoles, 27 de May, 2020
Buscar en Marcasur Marcasur
Varios

Estrategia de precios: una pieza clave en el marketing

Existen diferentes métodos para la fijación de precios para tu negocio: una basada en los costes, otra en la competencia y otra basada en el consumidor, siendo esta la más importante y compleja a la vez.

Estrategia de precios: una pieza clave en el marketing

Si quieres mejorar la rentabilidad de tu negocio, lo mejor es que desarrolles una potente estrategia de precios. De hecho, gestionar de manera eficaz los precios de los productos supondrá un impacto directo y rápido en el resultado de la empresa, mucho mayor que el incremento en las ventas que ya se tenía y mucho menor en la estructura de los costes.

Existen diferentes métodos para la fijación de precios para tu negocio, una basada en los costes, otra en la competencia y otra basada en el consumidor, siendo esta la más importante y compleja a la vez.

1. Basada en costes. Este tipo es el más habitual visto desde el punto de vista financiero, puesto que añade un margen de rentabilidad al coste del producto, incluyendo costes directos e indirectos, a pesar de que dicho precio no tiene que ser obligatoriamente competitivo en el mercado.

2. Basada en la competencia. Toma como punto de partida los precios que tiene la competencia, y a partir de ese momento, se decide lo que se va a hacer, si se marca un precio más alto, o el mismo precio, o se arriesga a dejar un precio más bajo.

3. Basada en los clientes. Desde el punto de vista del dueño, éste debe tener muy en cuenta que el precio de un producto es el sacrificio que tiene que hacer un cliente para poder comprar un producto, el cliente en este caso decidirá si comprar dicho producto cuando su precio sea mayor o igual.

No obstante, el cliente decidirá si merece la pena gastar esa cantidad de dinero estudiando la calidad del producto o sus características o es mejor buscar otra alternativa en la competencia.

Elasticidad-Precio de la demanda de los productos

Este es otro de los aspectos a tener en cuenta. La elasticidad al precio ha sido uno de los objetivos de estudio desde un punto de vista teórico, aunque no se ha llegado a poner en práctica. Esta elasticidad se refiere al momento en el que se aumenta o se reduce la demanda de un producto debido a cambios en el precio.

A la hora de fijar la política de precios es imprescindible conocer y entender la curva de la demanda que tenga nuestro servicio o producto y saber cuál es su elasticidad al precio.

No obstante, el precio de nuestro producto se marcará con el fin de que nos dé más beneficio teniendo siempre en cuenta los costes fijos y variables que nos supone vender dicho producto. Sin embargo, esto no es tan fácil siempre, debido a que contamos con varios productos y con vario clientes, lo que hace aumentar la complejidad teniendo en cuenta los diferentes modelos de productos y los diferentes comportamientos que tienen nuestros clientes, ya que cada uno se comporta de una manera distinta y hay que intentar siempre cubrir sus necesidades.

Además, hay que tener claro que no estamos solos en el mercado y que, si nosotros realizamos determinados cambios en el precio de nuestros productos, esto puede provocar que la competencia se percate de ello y decidan también modificar sus precios y de este modo, conseguir trastocar nuestras previsiones de venta.

En resumen, lo que debes saber para obtener la fijación de precios es, costes del producto, precio de los competidores, valor del producto para el cliente y la respuesta del cliente frente a cambios inesperados en el precio.

Sin embargo, llama la atención que donde la totalidad de empresas tienen más errores es en los aspectos que se refieren al cómo se portan los clientes.

Investigación de mercado

Es de suma importancia que para la realización de estudios de mercado se deba determinar la respuesta al precio de los clientes. Estos estudios podrían estar basados en:

-Observación, el examinar datos de los movimientos de los últimos años en la empresa, en los que se ha ido variando los precios, es muy complicado para todas las empresas debido, al exceso o, por el contrario, a la poca información de la que disponen.

-Encuestas sobre la posibilidad o probabilidad de que se compre un producto a un determinado precio por parte de los clientes o de los expertos del mercado.

-O una combinación de los dos métodos anteriores.

Finalmente, es muy necesario contar con toda la información y datos posibles para poder aceptar el menor riesgo a la hora de fijar precios, del mismo modo que de incrementar el beneficio de la empresa mediante la fijación de dichos precios. Los usuarios se suelen acostumbrar a los productos que tienen un precio fijo, por eso es tan importante buscar el mejor precio para cada producto basándote en las características, la calidad u otros factores para determinar de manera adecuada el mejor precio para su venta.  

Marcasur Magazine
Marcasur Magazine - Edición Nº 76
Último Video
Ver todosVer todos