Marcas

Bolivia: se condena cese de uso por productos falsos y daños y perjuicios

Se trata de un caso trascendente ya que se logró la condena a un local formal de Bolivia para el cese de uso de marca falsa en un proceso administrativo ante el Senapi en menos de un año.

Un local comercial ubicado en la ciudad de Santa Cruz estaba comercializando productos falsificados identificados con las marcas Lacoste y Polo Ralph Lauren. Al comprobarse la violación de los derechos de Propiedad Intelectual de las empresas Sporloisirs y The Polo Ralph Lauren Company L.P., en febrero de 2016 se denunció la situación ante el Servicio Nacional de Propiedad Intelectual (Senapi), oficina nacional de marcas que tiene en sus competencias el conocimiento de los procesos de infracción marcaria. Específicamente se denunció el uso sin autorización de las marcas y la comercialización de productos falsificados Lacoste y Polo Ralph Lauren.

Senapi ordenó el peritaje de los productos agregados como prueba en la demanda, y en la misma, se demostró y concluyó que los productos eran apócrifos.

Con fecha 11 de noviembre de 2016, una vez recolectada la evidencia y valorada la prueba presentada por las partes, el Senapi dictó resolución estableciendo el cese inmediato del uso de las marcas  Lacoste y Polo Ralph Lauren en los productos comercializados por la demandada, así como el cese de la comercialización de los productos marca Lacoste y Polo Ralph Lauren por parte de la demandada en su local comercial denominado CF.

Con fecha 30 de diciembre de 2016, la demandada presentó un recurso de revocatoria, argumentando:

-El funcionamiento legal de una empresa unipersonal cuyo objeto principal es la actividad de venta y comercialización de productos textiles, prendas de vestir, y otros.

-Su empresa es comercializadora de las marcas Lacoste y Polo Ralph Lauren y estas son prendas originales que fueron adquiridas en Norteamérica, en tiendas autorizadas y licenciatarias de la marca.

Con fecha 19 de enero de 2017, Senapi rechazó el recurso de revocatoria interpuesto por la demandada, confirmando en todas sus partes la resolución dictada en primera instancia, y poniendo fin a la etapa administrativa. Valorando toda la prueba presentada por ambas partes dentro del proceso, y en aplicación del principio de verdad material (art 4. de la ley 2341) se estableció lo siguiente:

-Las firmas Sporloisirs y The Polo Ralph Lauren Company L.P. cuentan con la titularidad de las marcas Lacoste y Polo Ralph Lauren, respectivamente, registros de marca que protegen productos de la clase internacional 25 de la clasificación de Niza, registros que son requisitos sine qua non para interponer la acción de infracción ante el Senpi

-Sporloisirs y The Polo Ralph Lauren Company L.P., al contar con el registro de las marcas, tienen el derecho al uso exclusivo sobre la explotación y uso comercial (derecho de exclusividad que nace del acto del registro) y en consecuencia, tienen la facultad legal y son las únicas autorizadas para comercializar y poner a la venta productos bajo esas marcas, así como para impedir que terceros realicen actos sin su consentimiento.

Se trata por lo tanto de un caso trascendente ya que se logró la condena a un local formal de Bolivia para el cese de uso de marca falsa en un proceso administrativo ante el Senapi en menos de un año. Se reconocieron los derechos de los titulares de las marcas para reclamar el cese de uso de una marca falsa. La pericia se consideró como un medio de prueba fehaciente para demostrar la falsedad de un producto. Se dejó abierta la vía para la reclamación de los daños y perjuicios.

Marcasur Magazine
Marcasur Magazine - Edición Nº 84