Marcas

“El Clásico”, denominación habitual

La Oficina Española de Patentes y Marcas deniega a La Liga de Futbol el uso exclusivo de las marcas “El Clásico”.

La Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM) ha denegado la solicitud de las marcas “EL CLÁSICO” a la Liga Nacional de Futbol Profesional (en adelante “La Liga”) considerando que no puede hacer un uso exclusivo de “El Clásico” al tratarse de una denominación que se ha convertido en habitual para designar el conocido partido entre dos de los clubs más importantes de España, el Futbol Club Barcelona y el Real Madrid Club de Fútbol.

Los antecedentes

En fecha 14 de febrero de 2017 La Liga solicitó en la Oficina Española de Patentes y Marcas las marcas españolas nº 3651958 “EL CLASICO” y la nº 3651991 “EL CLASICO” para proteger servicios incluidos en las clases 41 y 45, consistentes principalmente en servicios de entretenimiento y organización de eventos. Se da la circunstancia que mediante clase 41 se pretendía proteger una multitud de servicios, de entre los que destacan la “organización de eventos deportivos” y el “suministro de programas de televisión mediante canales de televisión de pago”.

Por todos es conocido que la denominación “EL CLASICO” hace estricta referencia al enfrentamiento deportivo entro el Futbol Club Barcelona y el Real Madrid Club de Futbol, siendo dicho enfrentamiento uno de los eventos deportivos con mayor repercusión a nivel nacional e incluso internacional.

Josep Carbonell, socio del departamento de Propiedad intelectual e Industrial de Fieldfisher JAUSAS (despacho que, en representación de su cliente, ha presentado oposición) considera que “no cabe duda que la intención de la Liga mediante la solicitud de las marcas “EL CLASICO” era intentar monopolizar la denominación “EL CLASICO” para los servicios pretendidos en sus solicitudes, permitiéndole disponer del uso exclusivo de dicha denominación, así como perseguir judicialmente a aquellos operadores económicos que utilizasen “EL CLASICO” en relación con los servicios pretendidos, tales como la organización de eventos deportivos o la emisión de programas de televisión.”

La Ley de Marcas

Nuestra vigente Ley de marcas establece aquellos motivos de prohibición en los que una determinada solicitud de marca no debe incurrir si desea acceder al registro. En este sentido, Fieldfisher JAUSAS, en representación de su cliente, procedió a presentar oposición contra las referidas solicitudes, “al considerar que dicha denominación se ha convertido en habitual en el tráfico económico para designar los servicios en el lenguaje común; resulta descriptiva respecto de los servicios ofrecidos; y que, de utilizarse de forma distinta a su uso habitual, podría inducir a error a los consumidores”, explica Carbonell.

La OEPM, tras considerar estas alegaciones, denegó la concesión de las marcas en clase 41, concediendo las mismas únicamente para la protección de servicios en clase 45 (a saber, entre otros, servicios jurídicos y/o servicios de redes sociales en línea). Ante dicha resolución, La Liga optó por presentar recurso en aras de conseguir el registro de las marcas para la totalidad de los servicios solicitados. No obstante, en fase de recurso, la Oficina española confirmó la resolución recurrida y, de este modo, se mantuvo firme en la postura defendida por Fieldfisher JAUSAS. Consecuentemente, la denominación “EL CLÁSICO” puede ser utilizada libremente en el mercado.

Marcasur Magazine
Marcasur Magazine - Edición Nº 79