Derechos de Imagen

El caso Xclusive-Lee Inc. v. Gigi Hadid

¿Fotógrafos versus celebridades en tiempos de redes sociales? Un paparazzi de la agencia Xclusive-Lee Inc. obtuvo una fotografía donde la supermodelo Gigi Hadid posa sonriente y la publicó sin autorización.

Por Alberto Fett, Idea Intellectual Property

El caso puede resumirse de la siguiente manera: un fotógrafo (paparazzi) de la agencia Xclusive-Lee Inc. obtuvo una fotografía donde la supermodelo Gigi Hadid posa sonriente. Sin solicitar autorización, Hadid decidió publicar la imagen en su cuenta de Instagram, por lo que la agencia presentó una demanda ante el Tribunal de Distrito de los Estados Unidos para el Distrito Este de Nueva York, reclamando derechos de autor sobre la foto. La demanda alegó que la celebridad fotografiada violó los derechos de autor al publicar la imagen sin la autorización del titular de estos.

Así, se abrió la discusión: ¿hasta dónde llegan los derechos del fotógrafo o de los titulares de los derechos de la imagen? Y, por otro lado, ¿cuál es el alcance de los derechos de los fotografiados, especialmente en el caso de las celebridades, para exhibir públicamente en sus redes sociales las fotografías en las que son retratadas?

A pesar de las notables diferencias existentes entre las dos grandes familias del derecho occidental —a saber, el derecho consuetudinario y el derecho civil en materia de derechos de autor e imagen—, el caso específico permite una aproximación entre ellas.

Uno de los principales aspectos discutidos en este caso fue si la decisión del tribunal estadounidense estuvo amparada en el llamado uso justo por parte de la modelo, de su propia imagen, en su cuenta personal de Instagram, aun sin la debida autorización del fotógrafo. En otras palabras, ¿estaría la modelo debidamente autorizada si no existió detrás un interés comercial ni causó daños al fotógrafo?

Un argumento interesante traído al proceso por el fotógrafo fue una declaración del propio agente de la modelo, que afirma: «Las modelos deben usar los medios para construir sus marcas. [...] Hoy en día, el trabajo de las modelos no termina cuando dejan el estudio o la pasarela. Necesitan transmitir un mensaje. El trabajo no es solo enfrentarse a una cámara. Cuando terminan las fotos de una campaña y las publican en redes sociales, deben tener algo que decir».

Esta declaración cuestiona el carácter meramente social de las publicaciones hechas por modelos como Gigi Hadid, incluso en sus redes sociales personales, especialmente porque tienen miles de seguidores, un aspecto que por ejemplo facilita la generación de relaciones comerciales con fabricantes de ropa y accesorios.

La sentencia, además de encontrar problemas formales en el proceso legal (como el registro adecuado de la imagen por el fotógrafo para reclamar los derechos de autor), fue favorable a la modelo respecto al tema de fondo, al considerar que había una licencia implícita de ambas partes debido a sus respectivos comportamientos: ella por posar y colaborar para el resultado final de la imagen y el fotógrafo por haberla tomado.

La Ley de Derechos de Autor de Brasil requiere la autorización expresa del autor para usar la fotografía (art. 29 de L. 9.610/98), además de interpretar de manera restrictiva los contratos que implican derechos de autor (L. 9.610/98, art. 4).

Sobre el autor

Alberto Fett. Licenciado en Comunicación Social (Publicidad y Propaganda), por la FAMECOS/PUC/RS). Máster en Derecho por la UFRGS. Abogado. Miembro de la Comisión Especial de Propiedad Intelectual de OAB/RS.

@: juridico@ideaiip.com.br

Marcasur Magazine
Marcasur Magazine - Edición Nº 78