Derechos de Autor

El Tratado de Beijing entra en vigor

Tiene el objetivo de mejorar los medios de vida de los actores y otros artistas intérpretes o ejecutantes de obras audiovisuales.

El Tratado de Beijing entra en vigor

El Tratado de Beijing sobre Interpretaciones y Ejecuciones Audiovisuales ha entrado en vigor oficialmente el 28 de abril, con el objetivo de mejorar los medios de vida de los actores y otros artistas intérpretes o ejecutantes de obras audiovisuales, una circunstancia que cobra mayor importancia en medio de las repercusiones económicas negativas que han ocasionado en la producción cultural los efectos colaterales de la pandemia de COVID-19.

“Muchos de los actores y artistas intérpretes o ejecutantes de las series y películas que adoramos son esencialmente trabajadores que cobran por actuación, sin sueldo a largo plazo, participación en los beneficios o fama reconocida”, dijo el director general de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI), Francis Gurry. “El Tratado de Beijing contribuye a otorgar más derechos sobre sus obras a estos artistas intérpretes o ejecutantes, lo que a su vez fomenta sus ingresos personales. Si ha de haber un momento oportuno para aumentar la cuantía y la previsibilidad de los ingresos de los artistas intérpretes o ejecutantes de obras audiovisuales, es en esta era de la COVID-19 que afecta negativamente a la actividad económica, incluidas las nuevas producciones”.

El tratado está concebido para brindar ayuda a los artistas intérpretes o ejecutantes audiovisuales -actores de televisión y cine, músicos, bailarines y otros- muchos de las cuales viven de trabajos esporádicos en circunstancias económicas precarias. Amplía los derechos de los trabajadores audiovisuales sobre sus interpretaciones y ejecuciones, que pueden traducirse en un aumento de los pagos por retransmisión, un beneficio de importancia crucial dado que muchas nuevas producciones se han paralizado debido a la pandemia de COVID-19.

Marcasur Magazine
Marcasur Magazine - Edición Nº 78