Varios

Expresiones Culturales Tradicionales en México

Es necesario entender que los CCTT y las ECT hacen referencia al patrimonio cultural inmaterial de las comunidades originarias. Resulta importante distinguir dicho origen para su reconocimiento y respeto.

Expresiones Culturales Tradicionales en México

Por J. Rafael Amador Espinosa, Ramos, Ripoll & Schuster

Comúnmente la Expresiones Culturales Tradicionales («ECT») se denominan como «folclor», aunque muchas veces la palabra tiene una connotación negativa 1, para fines prácticos entendemos a las ECT como las formas en la que se materializan los Conocimientos Tradicionales («CCTT»).

CCTT de acuerdo con la definición de la OMPI es un “cuerpo vivo de conocimientos que es creado, mantenido y transmitido de una generación a otra dentro de la misma comunidad, y con frecuencia forma parte de su identidad cultural y espiritual” 2. Esta definición es otorgada en sentido amplio ya que, “abarcan los conocimientos, la experiencia, las capacidades y las prácticas que se enmarcan en un contexto tradicional, se transmiten de generación en generación, y forman parte del modo tradicional de vida de comunidades indígenas y locales, quienes cumplen la función de guardianes o custodias” 3.

Es necesario entender que los CCTT y las ECT hacen referencia al patrimonio cultural inmaterial de las comunidades originarias. Resulta importante distinguir dicho origen para su reconocimiento y respeto.

A principio de este año entró en vigor en México el Decreto por el que se reforman diversas disposiciones de la Ley Federal del Derecho de Autor mediante el cual podemos decir que medularmente se enfocó en:

-Reconocer a las comunidades originarias como titulares de ECT.

-Establecer una formalidad para la explotación de las ECT, mediante autorización por escrito de la comunidad titular.

-Proteger su explotación sin autorización de la comunidad titular.

-Identificar, cuando exista duda sobre el titular de las ECT, a través de la Secretaría de Cultura con el acompañamiento del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas en su calidad de órgano técnico, al pueblo o comunidad titular.

El ejercicio de los «derechos morales» sobre las ECT en todo momento corresponde al Estado Mexicano 4 pues claramente son de interés para el patrimonio cultural nacional, debido a que se trata de los orígenes de nuestro país. Sin embargo, se encuentra limitado a ejercer los derechos de integridad de la obra y oposición a la atribución del autor5.

Las ECT no pueden ser consideradas como obras, en virtud de su especial condición de patrimonio cultural inmaterial, se requiere de una regulación sui generis que les dé un reconocimiento y protección, no obstante, en nuestro país al regularlas como tales entendemos que fue para hacer asequible su «protección».

Sin embargo, surge la pregunta de ¿Quién puede ejercitar esos derechos de protección conforme a la Ley Federal del Derecho de Autor? en mi opinión aún y cuando se reconozca a alguna comunidad originaria como titular de ECT la misma ley limitó sus derechos a otorgar o no la autorización a terceros para su uso.

Lo que es un tema pendiente para nuestros legisladores el establecer el resto del alcance de los derechos que podrán ejercer las comunidades originarias como titulares de las ECT, como oponerse a las deformaciones o mutilaciones de las obras y exigir su respeto, puesto que no son ni autores, ni herederos y el Estado solo puede ejercer los dos derechos mencionados.

J. Rafael Amador Espinosa es especialista en Propiedad Intelectual. Miembro de la Asociación Mexicana para la Protección de la Propiedad Intelectual AMPPI. Asociado en Ramos, Ripoll & Schuster Abogados. Licenciado en Derecho por la Universidad Panamericana Campus Guadalajara. Maestrando en Derecho (Propiedad Industrial, Derechos de Autor y Nuevas Tecnologías) por la Universidad Panamericana, Campus Aguascalientes.

1Cfr. Organización Mundial de la Propiedad Intelectual. Curso de Enseñanza a distancia sobre Propiedad Intelectual y Conocimientos Tradicionales, Expresiones Culturales Tradicionales y Recursos Genéticos, Módulo 1, p. 6.

2Organización Mundial de la Propiedad Intelectual. Curso de Enseñanza a distancia de la OMPI sobre Propiedad Intelectual y Conocimientos Tradicionales, Expresiones Culturales Tradicionales y Recursos Genéticos, Módulo 1, p. 2

3Ibid.

4Ley Federal del Derecho de Autor “Artículo 20. Corresponde el ejercicio del derecho moral, al propio creador de la obra y a sus herederos. En ausencia de éstos, o bien en caso de obras del dominio público, anónimas o de las protegidas por el Título VII de la presente Ley, el Estado los ejercerá conforme al artículo siguiente, siempre y cuando se trate de obras de interés para el patrimonio cultural nacional.

5Ley Federal del Derecho de Autor “Artículo 21.-Los titulares de los derechos morales podrán en todo tiempo: I. Determinar si su obra ha de ser divulgada y en qué forma, o la de mantenerla inédita; II. Exigir el reconocimiento de su calidad de autor respecto de la obra por él creada y la de disponer que su divulgación se efectúe como obra anónima o seudónima; III. Exigir respeto a la obra, oponiéndose a cualquier deformación, mutilación u otra modificación de ella, así como a toda acción o atentado a la misma que cause demérito de ella o perjuicio a la reputación de su autor; IV. Modificar su obra; V. Retirar su obra del comercio, y VI. Oponerse a que se le atribuya al autor una obra que no es de su creación. Cualquier persona a quien se pretenda atribuir una obra que no sea de su creación podrá ejercer la facultad a que se refiere esta fracción. Los herederos sólo podrán ejercer las facultades establecidas en las fracciones I, II, III y VI del presente artículo y el Estado, en su caso, sólo podrá hacerlo respecto de las establecidas en las fracciones III y VI del presente artículo.”

Marcasur Magazine
Marcasur Magazine - Edición Nº 78