Piratería

Propiedad Intelectual y entretenimiento en la era del streaming

La propiedad Intelectual y el entretenimiento ganaron nuevas dinámicas con la manera cómo los servicios de streaming de contenidos en video y audio han conquistado el púbico.

Propiedad Intelectual y entretenimiento en la era del streaming

Por Dr. Luiz Carlos Rosas Junior, David do Nascimento Advogados Associados

La propiedad Intelectual y el entretenimiento ganaron nuevas dinámicas con la manera cómo los servicios de streaming de contenidos en video y audio han conquistado el púbico. Ese cruzamiento entre los derechos de autor de los productores y el mundo digital, así como la entrada de nuevos players con nuevos modelos de negocio en ese mercado traen grandes desafíos y abren un prometedor campo de trabajo para la propiedad intelectual.

Tenemos de un lado las plataformas y las respectivas marcas que despuntaron con esos servicios, como Netflix. De otro, antiguos players del mercado del entretenimiento que se vieron motivados a lanzar también sus plataformas, como HBO Go, de HBO, veterana en el mercado de TV por suscripción, y hasta gigantes de otros sectores, como Amazon, que decidió ir más allá de la actuación en la industria minorista y diversificar la cartera. Una de las apuestas es justamente el streaming de películas y series con Prime Vídeo.

Oportunidades para la Propiedad Intelectual

Los servicios de streaming son una excelente herramienta en el combate a la piratería, ya que en el modelo de suscripción mensual el usuario paga valores accesibles y tiene acceso a una amplia gama de contenidos. Además el servicio por streaming trae un movimiento interesante al sector.

En primer lugar, la competencia entre las plataformas es saludable para el mercado y para el consumidor. Esos players, incluso los que no son nativos del segmento del entretenimiento, han apostado en producciones originales como grandes diferenciales. Muchas de esas producciones son locales y eso implica en importantes aportes para la industria audiovisual, además de una serie de desafíos a los profesionales de derecho como los derechos de ejecución pública de música y los derechos de los profesionales involucrados en la producción de la obra, del actor al guionista. Los derechos y obligaciones de las producciones audiovisuales pasan a ponerse más complejos debido a las múltiples plataformas.

El modelo de streaming cautivó al público y solo tiende a crecer, especialmente en un mundo aún impactado por la pandemia del Covid-19, que generó algunas otras formas de consumo de entretenimiento, como shows y nuevas grandes producciones. Se muestra un campo fértil y lleno de posibilidades para profesionales que trabajan con la Propiedad Intelectual y el entretenimiento.

El Dr. Luiz Carlos Rosas Junior es consultor de marcas, derechos de autor, comportamiento anticompetitivo, y derecho Electrónico y digital.

mail@dnlegal.com.br, www.dnlegal.com.br

Marcasur Magazine
Marcasur Magazine - Edición Nº 78