Varios

Alertan expertos sobre la protección de franquicias ante nuevas regulaciones del T-MEC

El 90% de las franquicias sobrevive a los primeros cinco años de vida. En negocios nuevos, solo el 20% lo logra.

Alertan expertos sobre la protección de franquicias ante nuevas regulaciones del T-MEC

Por ClarkeModet

En México, las franquicias son una buena opción para los emprendedores que buscan abrir su primer negocio. Su éxito es tal que actualmente generan en el país más de 700,000 empleos formales, de acuerdo con datos de la Asociación Mexicana de Franquicias (AMF); y, además, se prevé que para este 2020 el incremento sea de alrededor del 7%.

 A pesar de este panorama positivo, desde el ámbito de la Propiedad Intelectual se advierte que con el T-MEC, y con la nueva Ley Federal de Protección de la Propiedad Industrial (LFPPI), será necesario que los franquiciantes, así como los franquiciatarios, revisen y actualicen sus contratos en materia de Propiedad Industrial para reforzar la protección de los activos que dan valor a su franquicia.

Expertos de ClarkeModet, empresa líder en Propiedad Industrial e Intelectual, señalan que tanto para franquiciantes como para franquiciatarios existen riesgos que no son fáciles de identificar, los cuales van desde el fraude en el que se prometen ganancias muy elevadas en tiempo récord, hasta la apropiación de la imagen comercial y la vulneración del secreto industrial de los franquiciantes.

Datos de la AMF establecen que en México existen hasta la fecha 1,500 marcas que operan bajo el modelo de franquicia, de las cuales 84% son nacionales, por tal motivo este sector necesita protección.

Para salvaguardar el secreto industrial de una empresa –aquella información confidencial sobre normas, medidas y procesos que permiten a sus titulares obtener o mantener una ventaja competitiva frente a terceros y que, por tanto, son de mucho valor para las franquicias-, de todos aquellos que no sean el titular, puede optarse por la protección por Blockchain, una solución tecnológica y legal a través de la cual se protege la información encriptándola con códigos alfanuméricos y haciendo un registro de huella digital al que puede dársele seguimiento a detalle. Asimismo, si se acercan a un especialista, existe la posibilidad de contar con herramientas como la Inteligencia y Vigilancia Tecnológica.

En el ámbito de las franquicias, la utilización de la Inteligencia y Vigilancia Tecnológica permitiría hacer un análisis riguroso de toda la información relevante tanto del negocio que se quiere convertir en franquicia, como del sector en el que se pretende incursionar; al tiempo que brinda a los emprendedores el conocimiento oportuno y actualizado de los desarrollos y avances más novedosos de su sector en una región y tiempo determinados, de manera que sea posible establecer estrategias de negocio orientadas de manera adecuada.

“Las pymes tienen frente a sí grandes desafíos que superar, además de un potencial enorme para crecer y convertirse en esquemas de franquicia exitosos”, explican especialistas de ClarkeModet; sin embargo, para que esto ocurra, se recomienda que una vez que se ha decidido convertir en franquicia un negocio se acerquen a un especialista en Propiedad Industrial, pues así será posible identificar todos los activos con los que cuenta la empresa y hacer frente a las nuevas regulaciones.

Marcasur Magazine
Marcasur Magazine - Edición Nº 78