Patentes

Israel, Big data y salud digital

El sistema de salud de Israel tiene décadas avanzando en big data, digitalización y alcance masivo poblacional con sus servicios de alta especialización.

Desde hace años Israel ha visto en la big data y en la digitalización una oportunidad única para la salud y no ha escatimado visión ni recursos para destacarse.

David Gilat, socio senior del Grupo Reinhold Cohn y profesor de Derecho de patentes en la Universidad de Tel Aviv y en el Centro IDC Hertzlia, contó cómo funciona el sistema médico en su país, uno de los líderes en esta materia. Sus declaraciones fueron realizadas en el Congreso AIPPI 2020.

El sistema de salud estatal de Israel es centralizado y, básicamente, está integrado por cuatro grandes Organizaciones para el Mantenimiento de la Salud (conocidas como HMO, por sus siglas en inglés), que son: Clalit, Maccabi, Mauhedet y Leumit, a las que se suman hospitales gubernamentales.

Todos los ciudadanos israelíes residentes en el país deben ser miembros de uno de los cuatro proveedores.

¿Cómo funciona? El número de identificación (ID number) de las personas permite el acceso y cruce de información entre los distintos centros. El sentimiento de pertenencia y lealtad a los HMO es fuerte. “Del vientre a la tumba”, al decir de Gilat. Esto ha sido clave para su éxito.

Cada HMO prevé servicios de cuidado de salud completos, tanto en la comunidad como en los hospitales, así como la seguridad de la concentración de información continua y el respaldo de décadas de sistemas computarizados.

Clalit, por ejemplo, fue uno de los primeros en adoptar la tecnología de la información con una inversión fuerte en registros de salud electrónicos. Ya en 2015 casi 60% de sus consultas pediátricas se realizaron a través de teléfonos inteligentes.

En Maccabi Healthcare Services, la inteligencia artificial llegó para digitalizar los servicios de patología a escala completa. Fundada en 1940, esta organización ha estado operando bajo la Ley del Seguro Nacional de Salud desde 1995.

“Israel ve en la big data y en la salud digital una oportunidad única”, reafirmó Gilat.

Ese enfoque les ha permitido desarrollar una industria en innovación fuerte y atraer inversores de capital de riesgo, incluyendo para la investigación y desarrollo de medicamentos.

 

Nuevos negocios en salud

Existen nuevos modelos de negocios farmacéuticos basados en inteligencia artificial en todo el mundo, en los que lidera o participa Israel. 

Gilat destacó a ContinUse Biometrics (CU-BX), un software que provee soluciones avanzadas para la visualización y monitoreo de pacientes.

CU-BX nació de la colaboración y transferencia de tecnología entre la Universidad Bar Ilan (Israel) y la Universidad de Valencia (España).

Su tecnología detecta parámetros claves, tales como frecuencia y acústica cardíaca, frecuencia respiratoria y presión arterial.

La medición de los datos es enviada en tiempo real o streaming a un Reglamento General de Protección de Datos (GDPR, por sus siglas en inglés) y a la nube del sistema HIPAA (Health Insurance Protability and Accountabilility Act), donde modelos de machine-learning y técnicas de inteligencia artificial identifican tendencias, alertas, anomalías y otros indicadores, a partir de los cuales el sistema provee insights para mejorar la salud, la seguridad y el bienestar.

Los servicios se pueden aplicar a las más diversas industrias más allá de los centros médicos.

La propiedad intelectual de ContinUse Biometrics incluye 18 patentes registradas, principalmente en el rubro de las ciencias médicas, según IPqwery.

Marcasur Magazine
Marcasur Magazine - Edición Nº 78