Varios

Congreso Virtual IBA 2020: “el más rico de la asociación”

Así calificó Horacio Bernardes Neto, presidente de la International Bar Association, al evento que se estará realizando en noviembre.

Por Fabiana Culshaw

“Los ponentes son increíbles y el contenido es fantástico. Es el evento más rico de la asociación, con un programa flexible por las diferencias horarias”, dijo a Marcasur Horacio Bernardes Neto, presidente de la IBA, al hablar sobre el Congreso de IBA 2020, que se está realizando en una propuesta maratónica a lo largo de todo noviembre.

Impacta el nivel de los expositores: Ban Ki-Moon (exsecretario general de la ONU), Mary Robinson (expresidenta de Irlanda), John Kerry (exsecretario de Estado de EEUU), Fatou Bensouda (fiscal de la Corte Penal Internacional), Amal Clooney (VP de Panel Legal de Alto Nivel sobre libertad de medios), Kerry Kennedy (presidente de Robert Kennedy Human Rights), Mao Tao-li (presidente del Tribunal Supremo de Apelación de Hong Kong), Robert Zoellick (expresidente del Banco Mundial), entre otros.

Algunos de los numerosos temas versan sobre: comercio internacional y distribución, cómo se puede gestionar el riesgo fiscal, sostenibilidad y el reinicio del capitalismo, tribunales: ¿aliados o enemigos del arbitraje?, networking del Comité de Derecho Bancario y el Comité de Derecho de Valores, la vacunación: ¿un derecho a elegir o una obligación social?, ciberdelincuencia, cierres de fronteras y pandemónium empresarial, alimentos nocivos para el clima, derechos humanos.

El evento consiste en 300 sesiones de distintos paneles y comités, y 60 sesiones grabadas. Asimismo se está desarrollando mucho intercambio social online -por prácticas, países y regiones-, incluyendo cócteles y fiestas virtuales.

Bernardes Neto conversó también con Marcasur sobre otros temas, más allá del congreso, que reseñamos a continuación. 

¿La IBA se vio afectada financieramente por tener que hacer eventos virtuales?

Sí, se vio afectada, aunque la asociación tiene reservas increíbles. Incluso constituimos un fondo de £ 200.000 para distribuir a diez organizaciones, que lo harán llegar a las personas perjudicadas en la pandemia, en todo el mundo.

¿Hay algo bueno que deja esta pandemia en la profesión?

Sí, yo creo que la tecnología, la capacidad de manejar productos tecnológico que muy pocos de nosotros teníamos antes. Pero en países pobres, no es tan así. Hace días me llamó un amigo abogado de India y me preguntó qué podía hacer la IBA por los abogados indios, porque los tribunales están cerrados y no hay procesos electrónicos allí, y están en situación de miseria, vendiendo cosas en la calle para sobrevivir. Esta profesión no es considerada esencial en India y no pueden trabajar.

En América Latina, gracias a dios, tuvimos suerte porque los tribunales no cerraron totalmente. En Brasil, gran proporción de los procedimientos legales son virtuales y por eso pudimos seguir trabajando con cierto éxito. Pero hay muchos lugares en el mundo donde no hay tanta tecnología como en India.

La IBA estaba asesorando a Etiopía para formar una barra de abogados independientes y definir una ley de ejercicio profesional. ¿Pudieron seguir con ese trabajo durante la pandemia?

Sí, seguimos avanzando. Es un proyecto bastante grande. No es la primera vez que constituimos barras independientes. Lo hicimos en Afganistán y, años atrás, en Irán.

Íbamos a tener una conferencia en el pasado mes mayo para empezar a dar más pasos definitivos en relación al gobierno de Etiopía que no pudimos hacer, pero igual estamos trabajando con colegas allí. A Etiopía le impactó tremendamente la pandemia y gran parte de los abogados de ese país no tienen computadoras.

Los problemas de la abogacía son distintos según los país y desde la IBA tratamos de ayudar como podemos a cada quien.

Usted ha dicho en una entrevista anterior de Marcasur a principios de este año que el mundo no estaba siendo más justo. ¿Qué piensa ahora, con el agregado de la pandemia?

Desafortunadamente pienso que el mundo no está mejor y los ataques al estado de derecho son cada vez más importante.

Con las pandemias, los países tienden a cerrarse y algunos no colaboran para un entendimiento mundial.

Soy una persona que la única cosa que en realidad me interesa es el estado de Derecho. Si hay estado de Derecho, los abogados podemos trabajar tranquilos, los clientes tienen sus derechos garantizados con el debido proceso legal. Pero con la pandemia se está permitiendo que sucedan hechos, incluso leyes, contrarios a esto, con el argumento de “defender al país o a la ciudadanía”.

Con la pandemia, las diferencias (injusticias) quedaron más evidentes.

¿Qué balance hace de su presidencia en IBA, que termina este año?

La IBA es una plataforma muy importante, que permite tener relación con gente que trae mucho conocimiento, y contactos con jefes de Estado, ministros, jefes de instituciones multinacionales y especialmente con la abogacía de cada país, con las barras, con los problemas individuales de cada quién, pudiéndoles ayudar. Eso es sensacional.

Salgo con mucho honor de haber podido servir a la asociación y a la abogacía de esta manera.

Marcasur Magazine
Marcasur Magazine - Edición Nº 79