Marcas

Auge del comercio electrónico impacta en las solicitudes de marcas

Las restricciones de desplazamiento y las estrictas medidas implementadas en los puntos físicos de venta, hicieron que el comercio electrónico experimentara en Chile un histórico crecimiento en 2020.

Las restricciones de desplazamiento y las estrictas medidas implementadas en los puntos físicos de venta, hicieron que el comercio electrónico experimentara en Chile un histórico crecimiento en 2020 equivalente a un 55%, según datos de la Cámara de Comercio de Santiago (CCS). El fenómeno derivó en un récord de presentaciones de solicitudes de marcas ante el Instituto Nacional de Propiedad Industrial (Inapi) durante ese período, cuya tendencia se ha mantenido al alza hasta ahora.

Según cifras de la entidad, hasta el 30 de septiembre se han presentado 50.722 solicitudes de marcas, lo que equivale a un crecimiento de un 23% comparado con igual período de 2020. Se trata de un alza exponencial, considerando que en los años 2017 y 2018 se mostraba un incipiente aumento de un 2% y 5%, respectivamente.

A juicio de la directora nacional de Inapi, Loreto Bresky, este incremento se explica principalmente por el alza del comercio electrónico. “La pandemia desafió a miles de chilenos a buscar nuevas fuentes laborales, lo que derivó en la creación de más de 150 mil emprendimientos que vieron en Internet la manera de comercializar sus productos y servicios. Por lo tanto, esa tendencia implicó que nuestras cifras alcanzaran un récord histórico de solicitudes de marcas”, sostuvo Bresky.

En base a la Clasificación Internacional de Niza de productos y servicios, que se aplica al registro de marcas, la clase que lidera la lista de preferencias es la número 35, con 7.886 solicitudes a septiembre de 2021, cifra que es un 33% más alta sí se compara con todo el 2019, pre pandemia. La categoría agrupa a servicios que se vieron favorecidos por las ventas online: publicidad; gestión de negocios comerciales, administración comercial; trabajos de oficina, entre otros.

Bresky explicó que el e-commerce obliga a las empresas y emprendedores a ser altamente competitivos con sus marcas, porque de ellas depende la diferenciación y la asociación de atributos distintivos. "Por este motivo, vemos con satisfacción que los usuarios nacionales hayan comprendido que una adecuada protección ante Inapi, les permite enfrentar el mercado con mayor seguridad”, dijo.

El crecimiento del uso del sistema de propiedad industrial en Chile, ha estado impulsado principalmente por residentes, que representaron el 77% del total de solicitudes marcarias (año 2020), tendencia que se mantiene prácticamente igual en 2021 (78%).

“Que se genere un aumento de solicitudes marcarias por parte de residentes nacionales, especialmente por personas naturales, significa que hemos logrado conectar con las necesidades de los emprendedores del país, lo que ha permitido generar sistemas intuitivos, confiables y de fácil acceso para realizar toda la tramitación en forma remota”, destacó la directora del Inapi.

Marcasur Magazine
Marcasur Magazine - Edición Nº 85