Marcas

Abogados LGBTQ

Uno de los temas más recurrentes en la 2021 Annual Meeting de la INTA 2021 fue el de diversidad e inclusión, en sus más diversas expresiones.

Por Fabiana Culshaw

Marcasur presenció paneles que abordaron la temática de la diversidad e inclusión en el 2021 Annual Meeting de la INTA que se llevó a cabo entre el 15 y 19 de noviembre.

En uno de ellos se abordó el tema de las personas Lesbian, Gay, Bisexual, Transgender, Queer, Two-Spirit (LGBTQ) que han intentado ganar espacios en los bufetes o como abogados in-house en empresas de distintos rubros. Participaron como expositores Amalia Berg (Goodmans LLP), Sharon Armstrong-Fulton (Align Technology), Carrie Johnson (Cargill) y Sandra Yamate (Institute for Inclusion in the Legal Profession). El moderador fue Brian Winterfeld (Winterfeldt IP Group).

¿Qué plantearon? Faltan datos confiables sobre abogados LGBTQ, lo que hace difícil poder medir los avances en materia de inclusión de estos profesionales en las firmas, aunque sí se puede afirmar que ha habido ciertos avances en los últimos años.

La Asociación Nacional de Colocación Laboral de Abogados en Estados Unidos (NALP, por sus siglas en inglés) reporta que el porcentaje total se ha incrementado.

Sin embargo, el comportamiento el porcentaje de socios LGBTQ de firmas de abogados bajó de 2,11% a 2,07% en 2019, mientras que el de asociados LGBTQ sí creció, al pasar de 3,80 en 2018 a 4,14% en 2019.

Estos porcentajes son muy bajos, pero muestran una tendencia general al alza. Por otra parte, el 90% de las empresas que reporta estos indicadores a la NALP ha aumentado 90% desde 2008, cuando la data fue recolectada por primera vez, lo que demuestra mayor interés en el tema.

A la fecha, se calcula que dos terceras partes de las oficinas da cuenta de al menos un socio LGBTQ entre socios y asociados en 2019; es decir antes de la pandemia (en el evento no se dieron a conocer cifras de 2020-2021).

Los abogados que formaron parte del panel contaron sus experiencias, las dificultades que atravesaron, las resistencias y prejuicios que enfrentaron a lo largo de sus carreras.

Fue notorio que, al provenir de diferentes estados o ciudades de Estados Unidos, las vivencias también fueron disímiles dependiendo de la cultura e idiosincrasia de cada lugar, aunque con una base común.

Cada uno de ellos compartió las vicisitudes que vivieron en la universidad, cómo lograron insertarse laboralmente en las firmas, qué los desilusionó y sorprendió de las actitudes de los demás, qué aspectos del entorno han cambiado a lo largo de los años y qué los llevó a decidirse por ser abogados inhouse, o por pertenecer a un bufete.

Coincidieron en que contar con mejor data beneficiará a la profesión, que es necesario explorar, entender y educar sobre los temas actitudinales en relación a LGBTQ y “dejar salir” los estigmas o miedos para poder trabajarlos.

Los ponentes se mostraron sencillos y directos, compartiendo e, incluso, haciendo recomendaciones en base a experiencias vividas. En tal sentido, aconsejaron desarrollar un network que brinde soporte, tanto en la organización como fuera de esta. Hicieron referencia a que es posible que los colegas heterosexuales se conviertan en aliados, afirmaron que existen formas de asegurar compromisos y que se pueden planificar los cambios que se esperan ver en la cultura de los bufetes en relación a la diversidad.

Concluyeron en que los bufetes requieren ciertos estándares de diversidad y para ello se puede recurrir a asesores externos. Lo mismo para las empresas que cuentan abogados inhouse.

Marcasur Magazine
Marcasur Magazine - Edición Nº 82