Marcas

Otro capítulo en la lucha por Havana Club

Un tribunal federal de Virginia descartó una demanda presentada por Bacardí contra la Oficina de Patentes y Marcas de Estados Unidos.

Un tribunal federal de Virginia descartó una demanda presentada por Bacardí contra la Oficina de Patentes y Marcas de Estados Unidos (USPTO), al sostener que Bacardí no puede demandar directamente a la USPTO como parte de su larga disputa con Cubaexport sobre la marca Havana Club

El caso se remonta al inicio de la revolución cubana. Bacardí, con sede en las Bermudas, asegura que en 1960 el gobierno cubano de Fidel Castro incautó ilegalmente la marca Havana Club junto con otros activos de la empresa cubana José Arechabala SA. Desde entonces la empresa cubana estatal Cubaexport y la empresa francesa de licores Pernod Ricard gestionan la marca Havana Club a nivel global salvo en Estados Unidos, donde debido al embargo comercial sobre Cuba tenían prohibido hacerlo y perdieron la marca Havana Club en 1994.

A principios de 2016, sin embargo, la USPTO le concedió a Cubaexport el registro para reutilizar la marca Havana Club en Estados Unidos. Bacardí, que en 1995 adquirió esa marca a José Arechabala SA para usarla en Estados Unidos, decidió entonces demandar a la USPTO ante un tribunal federal.

La demanda, presentada en diciembre, sostiene que el registro de la marca Havana Club a favor de Cubaexport es fraudulento y debió haberse negado luego de que en 2006 no pudo obtener una licencia de la Oficina de Control de Activos Extranjeros del Departamento del Tesoro de Estados Unidos. Asimismo, la demanda asegura que la solicitud de Bacardí para registrar su marca Havana Club ante la USPTO probablemente será rechazada por la misma razón.

El tribunal federal de Virginia dictaminó que, debido a la ley federal de marcas de Estados Unidos, no tiene potestad para revisar la decisión de la USPTO y que el único recurso de Bacardí era pedirle a la propia Oficina de Marcas que cancelara el registro de Cubaexport.

 

Marcasur Magazine
Marcasur Magazine - Edición Nº 85