Marcas

Entrevista con Zeeger Vink

Zeeger Vink, electo en noviembre como presidente 2022 de la International Trademark Association (INTA), dialogó con Marcasur sobre la actualidad de la asociación, el Annual Meeting de Washington D.C. y las consecuencias del conflicto entre Rusia y Ucrania.

Entrevista con Zeeger Vink

¿Cuál es su primer balance del Annual Meeting 2022?

Lo primero que todos vemos es la energía increíble, el entusiasmo increíble por estar nuevamente cara a cara. Todos sabemos que la comunidad de la propiedad intelectual es grande, pero también es muy unida. Y esta comunidad no se pudo ver por mucho tiempo entonces hoy se están poniendo al día con viejos amigos y eso es lo que le da tanto entusiasmo a la gente.

¿Qué recomendaría realizar a los asistentes en este Annual Meeting?

Tenemos tantas conferencias, tantas sesiones educativas, tantos comités, que hemos decidido ordenar toda esa información en siete carriles para que los asistentes puedan agrupar sus temas de interés y seguirlos con mayor facilidad.

Este tipo de eventos combinados entre lo físico y lo virtual, ¿llegó para quedarse?

El futuro es que las personas están buscando el contacto real, esa es una realidad. Las personas quieren encontrarse cara a cara, al final de cuentas somos humanos. Creo que a medida que nuestras vidas se vuelven más y más virtuales, las cosas se hacen cada vez más de manera online y más nos apoyamos en Internet, también más necesitamos el contacto personal. Esa es la reacción que vemos aquí en el Annual Meeting y tiene sentido. A la vez, tenemos una situación en la cual la tecnología que usamos para comunicarnos estará siempre ahí, por lo que entiendo que ambas cosas son complementarias. El futuro definitivamente serán eventos virtuales y la oportunidad de encontrarse físicamente en eventos presenciales.

¿Qué tan difícil han sido los años 2020 y 2021 para la INTA?

Ha sido un camino rocoso. Cuando nos enteramos de que el mundo entraría en una interrupción, nos dimos cuenta rápidamente que no podríamos mantener nuestro funcionamiento normal, con nuestros proyectos, planes y eventos que teníamos listos para ejecutar. Inmediatamente debimos tomar acciones y nos vimos forzados a adaptarnos a la nueva realidad y a posponer nuestras políticas. Fue realmente difícil en el comienzo, pero como todos, con el paso de los meses fuimos incorporando el cambio como un elemento permanente de nuestro funcionamiento. Para ello fue fundamental mantenernos siempre conscientes de la realidad que nos rodeaba.

¿Es 2022 un año particularmente importante para la INTA?

Es un año importante porque hemos trabajado en adaptar y lanzar nuestro plan estratégico, que comenzó en enero y durará hasta 2025. Un plan de tres años, a largo plazo, que contiene los objetivos de la asociación y el trabajo que hemos pensado y desarrollado durante la pandemia.

¿En qué consiste?

Tenemos tres direcciones estratégicas. La primera es promover y reforzar el valor de las marcas. No es algo completamente nuevo pues incluye la armonización de todas las leyes marcarias a lo largo del mundo, algo en lo que siempre trabajamos. Es la misión principal de la asociación, lograr que los sistemas de propiedad intelectual en todo el mundo estén en línea, ya que cuanto más diferencias haya más dificultades para las compañías de poder navegar en la propiedad intelectual. Es necesario hablar con gobiernos, con diseñadores de políticas, con consumidores, compañías y con nuestros miembros para lograr esta armonización. Por otro lado, la segunda dirección estratégica es construir una mejor sociedad a través de las marcas. Debemos mejorar y adaptarnos, porque ha cambiado la manera en que los consumidores interactúan con las marcas. Diversidad, equidad e inclusión, son tres ejes en los que ya tenemos proyectos y en los que estamos muy enfocados. Hoy las marcas se comunican con todos sus consumidores, no importa su origen o condición, y nosotros como organización debemos ir en ese camino. Queremos reflejar esa diversidad en la organización, también incorporando más elementos de responsabilidad social corporativa. Debemos alinearnos con lo que las marcas enfrentan y realizan en la actualidad. La tercera dirección estratégica es el desarrollo de los profesionales de propiedad intelectual. Esto está más enfocado en los individuos, a los cuales queremos proveer con nuevas virtudes y competencias. Las marcas con más asiduidad requieren más labores de los profesionales de la propiedad intelectual. El trabajo de los profesionales de la propiedad intelectual se ha ampliado con asesoramiento en marketing, en branding en general, en temas relacionados al compliance, por ejemplo. Son todos elementos que van más allá de la pura propiedad intelectual, por lo que queremos asegurarnos que todos los profesionales de propiedad intelectual tengan las herramientas correctas para desarrollar competencias dinámicas relacionadas a la comunicación, al trabajo en equipo y al liderazgo. No es fácil porque, como abogados, no fuimos formados para realizar esas tareas. Pero debemos alcanzarlo porque el propio crecimiento de las marcas así lo exige.

¿Cuánto ha cambiado la interacción entre consumidores y marcas tras la pandemia?

Ha pasado por un cambio enorme. La manera en que las marcas reaccionaron ante la pandemia ha sido un punto focal de cómo las observan los consumidores, que están cada día más atentos a la conducta de la marcas. Es una nueva mentalidad.

La guerra entre Rusia y Ucrania ha afectado al mundo entero y generado la reacción de gobiernos, compañías e instituciones. ¿Cómo se posiciona la INTA?

Es muy claro que es una prioridad máxima en este momento, al tratarse de un conflicto con tanta influencia, una situación terrible que todos enfrentamos y que está en la mente de nuestros miembros. Desde un inicio la INTA públicamente marcó su posición contraria a esta situación y a esta guerra. Pero la pregunta no es cómo pronunciarse sino qué puedes hacer como organización. Entonces también desde el mismo inicio del conflicto hemos tomado desde la INTA medidas que creemos correctas. En este Annual Meeting, por ejemplo, hemos decidido que para nuestros miembros ucranianos el registro sea gratuito. También estamos ofreciendo en la región oportunidades laborales en el área profesional en la que podemos influir, para aquellos refugiados que debieron abandonar Ucrania. Por otro lado tenemos un sistema de donación institucional con fines humanitarios, al cual están donando muchas compañías, grupos de miembros y miembros individuales, quienes también están organizando sus eventos de manera independiente aquí en Washington D.C., por fuera del programa de la INTA, para contribuir en ayuda humanitaria a los ucranianos.

¿Qué consecuencias tiene el conflicto a nivel de propiedad intelectual?

Hay varias cuestiones relacionadas a las marcas y a las oficinas de propiedad intelectual. En Rusia hubo algunos conflictos relacionados a las marcas y en Ucrania hay preocupación de muchos miembros y compañías sobre cómo están funcionado los organismos que llevan adelante el sistema de propiedad intelectual. Entonces en nuestro sitio web hemos puesto a disposición un documento completo y actualizado continuamente que permite conocer cuál es la situación legal concerniente a la propiedad intelectual en ambos países. Para nosotros es muy importante proveer información actual, completa y de calidad para que nuestros miembros luego tomen las mejores decisiones ante esta situación tan grave.

Marcasur Magazine
Marcasur Magazine - Edición Nº 85