Marcasur 25 Aniversario

Patentes

Infracción de patente: inminencia requiere ser debidamente probada

Los procedimientos por infracción de patente en la Comunidad Andina tienen una naturaleza particular, especialmente cuando se trata de patentes de procedimiento.

Por Piere Abanto de BARLAW, Barrera & Asociados

Los procedimientos por infracción de patente en la Comunidad Andina, tienen una naturaleza particular, especialmente cuando se trata de patentes de procedimiento, donde opera una inversión de la carga de la prueba por la clara dificultad de poder definir si un derecho está siendo vulnerado para la obtención de un producto.

Asimismo, tal como sucede en otro tipo de procedimientos de infracción más usuales como el de marcas, es aplicable el supuesto de inminencia, donde si bien el producto puede no encontrarse aún en el mercado, se consideran factores que generen convicción sobre su eventual ingreso.

Precisamente, en un reciente caso de denuncia por infracción de patente interpuesto por Bayer Healthcare LLC contra Seven Pharma SAC, la Comisión de Invenciones y Nuevas Tecnologías (CIN) del Instituto Nacional de Defensa de la Competencia y de la Propiedad Intelectual (INDECOPI) emitió la Resolución No. 58-2022/CIN-INDECOPI, mediante la cual dicha denuncia se declaró infundada, por no haberse acreditado una amenaza cierta de afectación de derechos.

Entre los principales argumentos expuestos por Bayer Healthcare LLC, se encontraba que la inminencia de infracción se evidenciaba en una previa solicitud de registro sanitario para el producto SORAFENIB 200mg, el cual sería supuestamente obtenido a partir del uso no autorizado de sus patentes. Frente a ello, la CIN argumentó que la solicitud de un registro sanitario por sí sólo, no implica una contravención de la exclusividad de uso regulada en el artículo 52 de la Decisión Andina 486, y que, si bien constituye lo que se conoce como actos previos o preparatorios para el ingreso de un producto farmacéutico, esto no siempre tiene lugar a partir del mencionado registro.

Adicionalmente, la CIN sostuvo que puede considerarse que un registro sanitario de un producto farmacéutico, puede ser solicitado a partir de la intención de realizar la comercialización luego de pasada la vigencia de una patente que lo comprende. Esto, porque en cuanto una patente caduca, el titular de un registro sanitario se encuentra totalmente facultado a comercializar el producto, presentándolo, por ejemplo, como un genérico.

En el caso en comentario, se incluyó en la evaluación el hecho que las patentes sustento de la denuncia, vencerían incluso antes del plazo de vigencia del registro sanitario de Seven Pharma SAC, lo que potencia el argumento que pueden existir distintos escenarios en los cuales una empresa solicita el registro sanitario de un producto farmacéutico. En ese sentido, sostiene la CIN, la inminencia de una infracción no se puede argumentar como una situación que podría tener lugar, sino como un hecho que indefectiblemente va a suceder en el corto plazo.

En vista de la imposibilidad de sustentar una inminencia, no se llevó finalmente a cabo un análisis de los procedimientos o componentes utilizados para la obtención del producto cuestionado por Bayer Healthcare LLC, estableciéndose claros límites sobre la extensión en la que puede alegarse una infracción de patente sin un claro riesgo a los derechos protegidos.

Marcasur Magazine
Marcasur Magazine - Edición Nº 86