Patentes

Open Innovation: un breve análisis desde la perspectiva de la propiedad intelectual

En un contexto de innovación abierta es necesario proteger la propiedad intelectual de las empresas, mitigando los riesgos de apropiación indebida por parte de uno de los agentes colaboradores en un proyecto.

Open Innovation: un breve análisis desde la perspectiva de la propiedad intelectual

Por Rodrigo Rossi Brandão, abogado, David do Nascimento Advogados Associados

www.dnlegal.com.br

La innovación es uno de los mayores desafíos para las empresas hoy en día y el mundo actual exige velocidad. El modelo de innovación abierta surge como respuesta a esta necesidad de combinar innovación con agilidad, pero, cabe mencionar, genera un contexto en el que la atención a la propiedad intelectual es vital para el éxito de los negocios.

El término innovación abierta fue acuñado por el profesor de administración de empresas Henry Chesbrough en su libro “Innovación abierta: el nuevo imperativo para crear y aprovechar la tecnología” (2003) en el que aborda un escenario en el que las empresas necesitan abrir sus puertas para buscar mentes innovadoras, uniendo fuerzas con otras organizaciones, sean empresas tradicionales, robustas y consolidadas, o incluso startups y universidades, para que exista un desarrollo colaborativo efectivo.

La propiedad intelectual es vital para el éxito del modelo de innovación abierta

Muchas grandes corporaciones se han sumado a la innovación abierta, entre ellas podemos destacar a Samsung, Lego, Apple y Grupo Meta. Sin embargo, existen algunos pasos para aprovechar este sistema y deben ser claros y transparentes para todos los agentes involucrados:

1) Selección de proyectos e investigadores en los que merece la pena concentrar esfuerzos.

2) Definición de recursos y qué agentes pagarán la financiación.

3) Tan importante como la definición de la fuente de financiamiento, es fundamental tener claro quién asume los riesgos, ya que la investigación acarrea por naturaleza procesos riesgosos y rodeados de incertidumbres.

Además de estos aspectos, es necesario mantener un flujo constante de incentivos para que las empresas y los particulares innoven y establecer que un sistema de innovación funcional no termina con la disponibilidad de creación al mercado, sino que también contempla un proceso de difusión del conocimiento producido colectivamente.

Es evidente que en un contexto de innovación abierta es necesario proteger la propiedad intelectual de las empresas, permitir la comercialización de sus creaciones y participar de forma segura en procesos de innovación colaborativa, mitigando los riesgos de apropiación indebida por parte de uno de los agentes colaboradores en un proyecto.

Es por ello que los profesionales de la propiedad intelectual necesitan ser cada vez más conscientes de las formas en que las empresas buscan la innovación, siendo el modelo de innovación abierta una de ellas.

Marcasur Magazine
Marcasur Magazine - Edición Nº 85