Miércoles, 24 de Abr, 2024
Buscar en Marcasur Marcasur

Marcasur 25 Aniversario

Marcas

El Café de El Salvador

El café es un producto importante para la economía, las tradiciones, el turismo y la Propiedad Intelectual del país, pues también se encuentra protegido, inicialmente, desde el año 1934.

El Café de El Salvador

Nadya León.

Por Nadya León, Abogada Asociada, Unidad de Brand Protection-Romero Pineda & Asociados

Una taza de café es la bebida que más espero al despertarme, como estoy segura que muchos de ustedes que me leen ahora, esperan por la experiencia única de sentir su aroma en casa; servir esa taza de café caliente es clave y reconfortante para iniciar mis actividades diarias. De niña recuerdo las tardes de café con pan dulce en casa de mi abuelita, el tomarlo en unas mesitas de concreto que tenía en su jardín era parte de mis tardes. El café ha sido parte importante de mi vida y de mis mejores recuerdos.

Al leer y pensar en café, vienen a mi mente recuerdos y sensaciones muy personales, pero quise escribir sobre el mismo desde una perspectiva distinta, y es que al ver mi taza de café me pregunté: ¿cuánto hay de propiedad intelectual en mi taza de café?, pues ciertamente mucha, primero se comercializa bajo una marca, pues existen en el mundo varias marcas de café inscritas a nombre distintas titulares como Starbucks, Folgers, Nescafé o Colcafe, las cuales en la mente de los consumidores se asocian a un diseño, titular, lugar o calidad específica.

Un poco de historia

Al leer un poco de historia sobre el café e investigar un poco más, comparto que se introdujo en El Salvador en el año 1740, siendo la primera variedad la “Typica”, de la especie Arábica. La ruta de introducción fue por Ahuachapán, luego Santa Ana y Sonsonate; posteriormente, al oeste de San Vicente, en las montañas de Berlín, Usulután, y en el Volcán Chaparrastique, San Miguel. Fue introducido por el Capitán General Gerardo Barrios, siendo presidente de la República quien lo trajo del exterior, para sembrarlo en nuestro país.

El café es un grano de mucha importancia histórica en El Salvador, no solo porque es la bebida predilecta de los salvadoreños junto con el pan dulce o pupusas, sino también, por su importancia en las exportaciones, siendo el segundo producto agrícola más vendido al mercado internacional después del azúcar de caña, superando los $147.1 millones al cierre de 2023.

A mediados de los años 70´s, El Salvador se convirtió en el tercer productor y cuarto exportador mundial, con cosechas cercanas a los cinco millones de quintales, lo que posicionó al café salvadoreño como uno de los cafés para exportación de mejor calidad y prestigio en el mundo.

En 1989 debido a la importancia del café en nuestra economía, se creó el Consejo Salvadoreño del Café, cuyos objetivos principales eran mejorar la promoción y posicionamiento del Café de El Salvador en los mercados nacionales e internacionales, fomentar el consumo interno del café y contribuir con la ejecución de los programas de apoyo al sector, entre otros. Luego, en el año 2022 se creó el Instituto Salvadoreño del Café, teniendo a su cargo la investigación y transferencia tecnológica para incrementar la productividad, calidad y rendimiento del bosque cafetalero y recientemente fue creado el Nuevo Instituto Salvadoreño del Café para fomentar la caficultura en el país.

El café es un producto importante para nuestra economía, nuestras tradiciones, el turismo y como mencioné para la Propiedad Intelectual del país, pues también se encuentra protegido, inicialmente, desde el año 1934 bajo la categoría de Indicación geográfica (1), y más recientemente, bajo la categoría de Denominación de Origen. Actualmente existen 6 denominaciones de origen protegidas para café salvadoreño.

Una denominación de origen de acuerdo a nuestra Ley de Marcas y Otros Signos Distintivos, “es una indicación geográfica constituida por la denominación de un país, de una región o de un lugar determinado, usada para designar un producto originario de ellos, cuyas cualidades o características se deben exclusiva o esencialmente al medio geográfico en el cual se produce, incluidos los factores naturales y los factores humanos; también se considerará como denominación de origen la constituida por una denominación que, sin ser la de un país, una región o un lugar determinado, se refiere a un área geográfica determinada cuando es usada en relación con productos originarios de tal área”.

Una denominación de origen se asocia a una región determinada con características o cualidades únicas y es signo de calidad de un producto, tal como ya han sido reconocidas otras denominaciones de origen extranjeras como por ejemplo “Champagne” de Francia y “Tequila” de México. Además, el proteger el café bajo esa categoría, es una forma de proteger la Propiedad Intelectual de sus productos frente a imitaciones o falsificaciones.

En ese sentido quiero comentarles también que en El Salvador en el 2021 se lanzó la marca país “Café de El Salvador”, para promover el café salvadoreño y la agricultura.

Es un orgullo para nosotros el poder afirmar que en El Salvador existen 6 denominaciones de origen para café, el primer producto registrado ante el Centro Nacional de Registros es el Café Apaneca-Ilamatepec, de la zona geográfica de producción de Santa Ana, Sonsonate y Ahuachapán en el año 2010. Luego les siguió en el año 2017 las 5 restantes: Café Cacahuatique de la zona geográfica de producción de Morazán y San Miguel; Café Alotepec de la zona geográfica de producción de Metapán y Chalatenango, Café Bálsamo- Quezaltepec de la zona geográfica de producción de La Libertad y San Salvador; Café Tecapa - Chinameca de la zona geográfica de producción de San Miguel y Usulután; Café Chinchontepec de la zona geográfica de producción de San Vicente y La Paz.

Esta protección coloca a El Salvador no solo como un país protector de la Propiedad Intelectual incluyendo marcas y denominaciones de origen tanto nacionales y extranjeras, sino también como un destino turístico al contar con tours en las regiones cafeteras y además realizar eventos para promover la marca “Café de El Salvador”. En los próximos meses se realizará el evento Taza de Excelencia 2024, a desarrollarse en diferentes fechas del año hasta noviembre, estando libre de impuestos y deducciones los ingresos y egresos por comisiones u honorarios y otros servicios que el Instituto Salvadoreño de Café perciba o pague por la realización del evento.

Espero sigamos platicando de café y sus regiones cafeteras protegidas como denominación de origen pronto en El Salvador, disfrutando una excelente taza de café, y por supuesto de un buen pan dulce. Si quieren compartir conmigo alguna historia o pensamiento sobre el café o sobre la denominación de origen de su país, pueden escribirme a nadya@romeropineda.com.

(1) D.L. Nº 48 del 30 de mayo de 1934, D.O. Nº 124 Tomo 116 del 7 de junio de 1934 / Nº 3 del 14 de noviembre de 1934, D.O. Nº 258 Tomo 117 del 24 de noviembre de 1934.

Fuentes:

https://cafeciba.com.sv/la-cooperativa/historia-del-cafe-en-el-salvador/
https://cafedeelsalvador.com/historia/
https://www.cnr.gob.sv/la-importancia-de-las-denominaciones-de-origen-en-el-mercado-europeo/ 
https://www.elsalvador.com/noticias/nacional/taza-excelencia-libre-impuestos/1124364/2024/

Marcasur Magazine
Marcasur Magazine - Edición Nº 92
Último Video
Ver todosVer todos