Marcasur 25 Aniversario

Patentes

Uruguay aprueba ingreso al PCT

El gobierno había enviado al Parlamento el proyecto de ley para que el país se integre al Tratado de Cooperación en materia de Patentes.

Uruguay aprueba ingreso al PCT

El PCT ofrece asistencia a los solicitantes que buscan protección internacional por patente para sus invenciones.

La Cámara de Senadores de Uruguay aprobó este martes por unanimidad la adhesión del país al Tratado de Cooperación en Materia de Patentes.

“Luego de un largo proceso de consulta y participación de todo el ecosistema nacional, hoy ha sido aprobado en la Cámara de Senadores por unanimidad al igual que pasó con la Cámara de Representantes el 4 de junio pasado. La adhesión representa un paso estratégico en el fortalecimiento del sistema de patentes de Uruguay, facilitando la protección de innovaciones a nivel internacional para inventores, emprendedores y empresas uruguayas”, indicó el Ministerio de Energía, Industria y Minería en un comunicado.

El PCT ofrece asistencia a los solicitantes que buscan protección internacional por patente para sus invenciones y asiste a las oficinas de PI en las decisiones sobre el otorgamiento de patentes, así como pone a disposición del público el acceso a la extensa información técnica con relación a las invenciones.

La adhesión al PCT es discutida desde hace tiempo en Uruguay, con partidos políticos que planteaban objeciones por un posible aumento de los precios de los medicamentos o la pérdida de autonomía en la toma de decisiones, entre otras razones. El Poder Ejecutivo de Uruguay había enviado en 2023 al Parlamento un proyecto de ley para aprobar el ingreso, requisito para que Uruguay forme parte del Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica.

“La facilidad que brinda el PCT consiste en la simplificación de los procesos burocráticos ya que facilita al menos un paso a las oficinas locales de cada país, al hacer una búsqueda internacional de evidencia sobre si una potencial invención ya ha sido registrada o utilizada. En el caso del PCT la solicitud de patente se presenta ante la Oficina Nacional de cada país que actúa como receptora. Además, la solicitud de patente puede ser iniciada en el propio país e idioma del inventor. En el caso de Uruguay, presenta la ventaja de que el idioma español es uno de los idiomas oficiales del tratado por lo que será el idioma de publicación de búsqueda de antecedentes, de informes de examen”, indica la argumentación del proyecto, firmado por el presidente Luis Lacalle Pou.

“La participación del país en un ecosistema internacional que toma al PCT como común denominador para la protección y el fomento de la innovación coadyuvará a que el país pueda consolidar su propio ecosistema innovador, facilitando la transferencia de los intangibles y la creación de nuevos espacios locales de desarrollo con proyección mundial. Al mismo tiempo, el no ser parte de PCT impide a Uruguay participar de sus diversas instancias de ajuste y debate en el foro internacional”, añade.

El país actualmente es parte de dos instrumentos internacionales en materia de patentes: Acuerdo sobre los Aspectos de los Derechos de la Propiedad Intelectual relacionados con el Comercio (Acuerdo sobre los ADPIC de 1994); y el Convenio de París para la Protección de la Propiedad Industrial del 20 de marzo de 1883.

Los países de la región que son parte del Convenio de París y que no son parte del PCT son Uruguay, Argentina, Bolivia, Guyana, Paraguay, Surinam y Venezuela.

El gobierno estuvo dispuesto a que el ingreso al PCT se apruebe con la reserva estipulada en el artículo 64 del tratado, que establece que cualquier Estado podrá declarar que no se encuentra obligado por las disposiciones del Capítulo II. Ese capítulo señala, en su artículo 31, que a petición del solicitante su solicitud internacional será objeto de un examen preliminar internacional.

“Declarar que Uruguay no se encuentra obligado por el Capítulo II tendrá las siguientes consecuencias. Primero, no podrá solicitar el examen internacional preliminar cualquier solicitante que esté domiciliado o sea nacional de Uruguay, o las personas que estén domiciliadas o sean nacionales de un Estado que no sea parte del presente tratado. Segundo, Uruguay no podrá ser elegido como Estado contratante en el que el solicitante se proponga utilizar los resultados del examen preliminar internacional. En caso de unirse al PCT con una reserva al Capítulo II esto convertiría al Uruguay en el único país con tal reserva, potencialmente generando una posible percepción negativa por parte de los usuarios del PCT y otros Estados miembro”, indicó la ministra de Industria, Energía y Minería, Elisa Facio.

Facio concurrió en mayo a una comisión del Parlamento donde el Poder Ejecutivo terminó por conceder la posible reserva prevista en el artículo 64, un punto que algunos congresistas consideran indispensable para otorgar su voyo y aprobar la adhesión al tratado.

“No lo vemos como una cosa demasiado crítica para defendernos. Tampoco lo vemos como una cosa demasiado mala como para que no se apruebe, aunque tal vez sí un poco anacrónica. Entonces, como no lo vemos negativo en lo sustancial, no vemos inconveniente, si esa es la forma de conseguir un acuerdo, que se apruebe la reserva del Capítulo II en lo que tiene que ver con el estudio preliminar previo”, añadió el canciller Omar Paganini.

Marcasur Magazine
Marcasur Magazine - Edición Nº 92
Último Video
Ver todosVer todos