Marcasur 25 Aniversario

Opinión

Volviendo a lo básico: retos de la propiedad intelectual

Para todos resulta claro que, por su naturaleza, la propiedad intelectual está íntimamente ligada al desarrollo económico de los países, gracias a su impacto en la cultura, la industria, el comercio, la innovación y la tecnología.

Volviendo a lo básico: retos de la propiedad intelectual

Por Cristian Calderón y Cristina Campabadal, Divimark Abogados

Para todos también resulta evidente que la naturaleza misma de los derechos de propiedad intelectual conlleva el conflicto o la disputa, sea por transacciones de buena fe, por actos malintencionados o abiertamente infractores de derechos legítimos. Por ello, cada vez que nace una nueva figura o derecho de propiedad intelectual susceptible de protección, lleva aparejado, potencialmente, el conflicto.

Si algo hemos aprendido a lo largo de los 45 años de existencia de nuestra firma, y de nuestra práctica en propiedad intelectual, es que no basta solo con establecer mecanismos de protección adecuados al amparo del nacimiento de nuevos derechos, sino que deben establecerse mecanismos de defensa de estos derechos, incluyendo mecanismos robustos de resolución de conflictos, sea la resolución tradicional o la resolución alterna de conflictos. No basta con idear esos mecanismos; estos deben estar ligados a una estrategia de corto, mediano y largo plazo, que busque maximizar el impacto de la protección.

La implementación de dichos mecanismos es fundamental para los titulares de derechos de propiedad intelectual, así como para la sociedad en general, independientemente de si se trata de la incorporación de la protección de marcas no tradicionales (como las olfativas), desarrollos informáticos, la explotación industrial (y legal) del cannabis o, más recientemente, la relación ultradinámica entre el metaverso y sus impactos en los derechos de propiedad intelectual, así como las implicaciones de los tokens no fungibles (NFT, por sus siglas en inglés), que pasan por los beneficios monetarios directos para sus autores o su explotación en sectores como el entretenimiento, por ejemplo, en los juegos de video.

En esa línea, las autoridades de propiedad intelectual juegan un rol fundamental en la divulgación de dichos mecanismos, así como en la educación de los diferentes sectores involucrados, sean grandes empresas o pequeños emprendimientos, sean comerciantes que actúan debidamente regulados o aquellos que operan desde la informalidad. Igualmente, es fundamental que los operadores de derechos garanticen el acceso a los mecanismos de resolución de conflictos, con el ánimo de hacer realidad el principio de justicia pronta, cumplida y, agregaríamos nosotros, eficiente.

En Costa Rica existen diversos mecanismos establecidos para la resolución de conflictos. En el caso particular de la resolución alterna de conflictos, su eficacia ha ido evolucionando de la mano con el conocimiento y divulgación de dichos mecanismos. Estos han sido abordados como una oportunidad de resolución principalmente contractual; sin embargo, su alcance podría crecer conforme se adapten y respondan a la realidad dinámica de los derechos de propiedad intelectual. Más recientemente, se ha promocionado el acceso a los mecanismos de resolución alterna de conflictos de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual de la mano con las autoridades costarricenses.

Independientemente del mecanismo u organización que se decida utilizar para la resolución de conflictos, resulta clara su tarea: responder a la realidad dinámica de la propiedad intelectual, las interrelaciones entre creadores, titulares, comerciantes, competidores, por mencionar solo algunos involucrados, y facilitar mecanismos y soluciones cada vez más realistas y eficientes. Ese es el reto, por ahora.

Suscribirse o Ingrese a su cuenta para continuar leyendo.

MAS NOTAS
Último Video
Ver todosVer todos